Introduccion a la electronica

La invención del tubo de vacío supuso una de las grandes innovaciones tecnológicas de nuestro siglo. Contribuyó al desarrollo de la radio, la televisión, las telecomunicaciones y los primeros ordenadores. Supuso, de hecho, el nacimiento de la electrónica, que se dedicó al tratamiento de la señal eléctrica en todas sus manifestaciones. 

El tubo o válvula de vacío es un recipiente de vidrio en el que se ha hecho el vacío y en el que están insertados un cátodo, un ánodo y una serie de rejillas. El cátodo se calienta y emite electrones, que son acelerados, por una diferencia de potencial, hacia el ánodo. Las rejillas, situadas en el cátodo y el ánodo, controlan la corriente eléctrica que se establece entre ellos.

Una segunda revolución, más importante si cabe que la primera, tuvo lugar con el descubrimiento del transistor. Su reducido tamaño, sus bajos costes de fabricación y sus pequeñísimas pérdidas caloríficas hicieron que desplazara a los tubos de vacío en prácticamente todas las aplicaciones electrónicas. Los transistores están construidos con materiales semiconductores dopados con impurezas, cuyas propiedades físicas estudiaremos en la siguiente sección.

Hoy día vivimos ya en la tercera revolución electrónica: la de los circuitos integrados o chips. Están formados también por materiales semiconductores, pero agrupan a miles de transistores en una pastilla de unos milímetros de tamaño. Los circuitos integrados han impulsado espectacularmente el desarrollo de los ordenadores y de toda la electrónica de las telecomunicaciones y el control automático.

circuitos integrados

La electrónica se divide en dos ramas, atendiendo al tiempo de señal eléctrica del que se encargan: analógica y digital. Una señal continua decimos que es analógica, mientras que una señal que sólo toma valores discretos decimos que es digital. El ejemplo más importante de señal digital es la formada por ceros y unos, que se denomina binaria y que es la que se utiliza internamente en los ordenadores.


0 comentarios:

Publicar un comentario