Tercera ley de Newton

La tercera ley de Newton completa a la segunda al dar una característica esencial de las fuerzas, cualesquiera que éstas sean. Dice lo siguiente:


Cuando un objeto ejerce una fuerza sobre otro, éste actúa sobre el primero ejerciendo una fuerza igual, pero de sentido contrario.

Las fuerzas siempre se presentan en pares. A una se la llama fuerza de acción y a la otra, de reacción. (Esta nomenclatura depende del punto de vista desde el que se estudie el problema.) A la anterior ley también se la conoce como principio de acción y reacción. Se trata de un resultado esencial para que el comportamiento de cualquier sistema complejo, como la Tierra o una pelota de tenis, posea un movimiento global simple, susceptible de ser estudiado por la dinámica. Como veremos más adelante en otros posts, el movimiento global de un cuerpo es independiente de sus fuerzas internas, por complicadas que éstas sean, con tal de que verifiquen el principio de acción y reacción.

Es muy importante tener en cuenta que las fuerzas de acción y reacción actúan siempre sobre cuerpos distintos. Cuando, por ejemplo, empujamos a un objeto, ejercemos una fuerza sobre él, que responde, a su vez, ejerciendo una fuerza de reacción sobre nosotros.


Ejemplo 1

Dibuja las fuerzas que se establecen cuando un libro está apoyado sobre una mesa, cuyo peso despreciamos, y que, a su vez, está apoyada en el suelo.
Solución:
En la siguiente imagen se muestran todas las fuerzas existentes y se especifica cada par de acción y reacción. 

Las describiremos de acuerdo con el objeto sobre el que actúan. Sobre el libro actúan la fuerza de la gravedad P y la fuerza de reacción de la mesa N. Ambas fuerzas se compensan y el libro está en equilibrio. 

Las fuerzas que se ejercen sobre la mesa son la debida al peso del objeto N' y las de reacción del suelo sobre las patas R1 y R2. Sobre la tierra actúan la fuerza debida al peso del objeto R'1 y R'2 y transmitida a través de las patas de la mesa, y a la atracción del libro P'. Esta fuerza, igual y de sentido contrario al peso, es la fuerza de reacción de éste.



0 comentarios:

Publicar un comentario