Segunda ley de Newton



Una vez establecido que, en ausencia de fuerzas, la velocidad es constante y que el efecto de las fuerzas es cambiar ésta, necesitamos encontrar cómo cambia la velocidad de un cuerpo en función de las fuerzas a las que esté sometido. La ley que nos determina dicha variación es precisamente la segunda ley de Newton, que constituye la ecuación fundamental de la dinámica, y que dice:

Si sobre un cuerpo actúa una fuerza neta F, éste cambia su velocidad con una aceleración dada por
en donde m es una magnitud característica del objeto, llamada masa.

La anterior ecuación nos permite determinar tanto la masa de los cuerpos como las fuerzas que se ejercen entre ellos. En el siguiente post determinaremos cómo determinar la masa de los cuerpos.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada