Nomenclatura de complejos

Para nombrar un complejo podemos seguir los siguientes pasos:
  • Hay que conocer el nombre de los ligandos.
Los ligandos aniónicos se nombran haciendo terminar en -o el nombre del ion; por ejemplo:


Los ligandos también pueden ser neutros, como:


  • El número de ligandos unidos al átomo central se indica mediante los prefijos griegos: mono, di, tri, tetra, penta, hexa, hepta, etc.
  • Se nombran los ligandos por orden alfabético, y a continuación el átomo central. Si el complejo es aniónico, el metal termina en -ato.
  • El estado de oxidación del metal se pone con números romanos y entre paréntesis.


0 comentarios:

Publicar un comentario