Mecanismo de formación de precipitados

La formación de un precipitado, a partir de sus iones en disolución, sigue un mecanismo constituido por dos etapas:

a) Nucleación
Si disponemos de una disolución sobresaturada, se forman unas partículas diminutas, pero lo suficientemente grandes como para considerarse fase sólida, llamadas núcleos. Esto tiene lugar por la unión de un determinado número de iones de signo opuesto:
 

Cuanto mayor es la sobresaturación, mayor es la velocidad de formación de núcleos.
b) Crecimiento del cristal
Una vez formados los núcleos, se sigue adicionando sobre ellos más iones, y estos núcleos crecen:
 
Crecimiento del cristal

y así sucesivamente.


0 comentarios:

Publicar un comentario