Propiedades de los sólidos metálicos

Las propiedades de los metales suelen ser muy variadas de un metal a otro. Veamos las más características:
  • Los metales son todos sólidos a temperatura ambiente, salvo el Hg, que es líquido. Sin embargo, los puntos de fusión y ebullición varían mucho: son bajos en los alcalinos y van aumentando hasta los metales centrales de las series de transición, para, posteriormente, disminuir de nuevo. No obstante, por lo general, son más altos que en los elementos no metálicos.
  • Generalmente, los metales tienen densidades mayores que los elementos no metálicos, debido a su estructura compacta, con alto número de coordinación. Pero la densidad varía mucho de unos metales a otros, y son los alcalinos los que menor densidad tienen; por el contrario, los elementos centrales de las series de transición son los de densidades más altas. Esto está de acuerdo con la variación del volumen atómico, ya que éste es muy pequeño para los átomos con electrones d.
  • En cuanto a la dureza, su variación es la misma que la observada para la densidad. Los metales alcalinos son muy blandos, mientras que el V, Nb, W, etc., poseen una dureza muy elevada.
  • Los metales son dúctiles, es decir, se pueden estirar en hilos; y son maleables, esto es, pueden obtenerse de ellos láminas muy delgadas. Los iones de la red pueden sufrir desplazamientos sin que se enfrenten las cargas de igual signo, como ya se ha explicado anteriormente.
  • Tienen alto poder de reflexión, a lo que deben su brillo metálico. La mayoría de los metales son blancos plateados, debido a que reflejan todas las longitudes de onda de la luz que les llega. Pero hay dos excepciones: el Au, que es amarillo, y el Cu, que es rojo; estos colores corresponden a las longitudes de onda reflejadas en cada caso, mientras que el metal absorbe las complementarias.
  • Son buenos conductores de la electricidad y del calor, por estar los electrones libres en las bandas de energía.
  • Pueden emitir electrones por excitación luminosa o por excitación térmica. A estos dos fenómenos de gran importancia técnica se los denomina, respectivamente: efecto fotoeléctrico y efecto termoiónico.



1 comentarios: