Naturaleza de la entropía

Cualitativamente, la entropía es una medida del desorden de un sistema. Los sistemas que están altamente desordenados tienen entropías altas y, por el contrario, las entropías bajas están asociadas con sistemas muy ordenados.
En un cristal, donde los átomos, las moléculas o los iones están en posiciones fijas, la entropía es relativamente baja. Cuando se funde un sólido, aumenta el desorden y, por tanto, la entropía del compuesto también aumenta. Al vaporizarse, las partículas adquieren aún mayor libertad de movimiento y hay un aumento grande de entropía.


A 0 K, todos los compuestos cristalinos puros están completamente ordenados y tienen valor de entropía igual a cero.
En general, las entropías de los gases son más altas que las de los líquidos, y las de éstos más que las de los sólidos. Igualmente hay que destacar el hecho de la semejanza cuantitativa de los valores de la entropía para sustancias similares.

La variación de entropía en un sistema abierto o cerrado puede ser positiva, negativa, o igual a cero, pero la variación de entropía del conjunto del universo, incluyendo el sistema estudiado, tiene que ser siempre positiva. En cualquier transformación, el universo siempre tiene que pasar de una disposición más ordenada a una menos ordenada.
Éste es uno de los posibles enunciados del segundo principio de la termodinámica.


0 comentarios:

Publicar un comentario