Propiedades de los compuestos covalentes

Las propiedades de las sustancias están íntimamente relacionadas con su estructura; por esta razón, las propiedades son muy variables. Para facilitar su estudio vamos a considerar dos tipos:
  • Compuestos moleculares.
  • Cristales atómicos.
 
Compuestos moleculares

Tienen bajos puntos de fusión y ebullición, ya que las fuerzas de atracción entre las moléculas son débiles (Van der Waals). Estas temperaturas serán más altas cuanto mayores sean las fuerzas intermoleculares y más aún si tienen dipolos o existen enlaces de hidrógeno.

Son solubles en disolventes apolares, como benceno, C6H6, disulfuro de carbono, CS2, tetracloruro de carbono, CC14, etc.; pero en disolventes polares, como el agua, se disuelven poco, aunque pueden reaccionar con ésta cuando se trata de moléculas polares, como el cloruro de hidrógeno, HC1, o el amoníaco, NH3.

No son conductores de la electricidad, pues los electrones están fijos en las moléculas.
Cristales atómicos

En los cristales atómicos existen diferencias entre algunas propiedades del diamante y del grafito, puesto que también son diferentes sus estructuras.

Los puntos de fusión y ebullición son altos (mayores de 3 500 °C), debido a la fortaleza de los enlaces.

No son solubles ni en disolventes polares ni apolares.

Son frágiles debido a la orientación rígida de los átomos en el cristal.

En cuanto a la conductividad, el diamante no es conductor, porque todos sus electrones están localizados; sin embargo, el grafito tiene un electrón p deslocalizado por cada átomo de carbono, lo que le hace conductor, aunque sólo en la dirección de las láminas y no en dirección perpendicular entre una lámina y otra.

El diamante es incoloro y transparente, pues no absorbe las radiaciones del visible; sin embargo, el grafito las absorbe todas, por lo que es negro.


0 comentarios:

Publicar un comentario